Usted está aquí

Universitarios

Un acto de infinito amor para salvar vidas humanas guio este lunes a jóvenes que desde una punta hasta la otra de nuestro archipiélago se fueron a los bancos de sangre de sus territorios y extendieron su brazo como donantes voluntarios para asegurar importantes tratamientos dentro de nuestro sistema de Salud.

Queremos dar tranquilidad a los estudiantes y sus familiares y afirmarles que cada proceso de la universidad se realizará con el rigor que merece y respetando cada uno de los pasos establecidos, afirmó este lunes José Ramón Saborido Loidi, ministro de Educación Superior (MES).

Hay en Cuba una realidad que merece ser contada primero que cualquier lamento: es la que han estado construyendo nuestros jóvenes durante casi todo 2020; es la que han estado protagonizando los universitarios que en los meses pasados han logrado enderezar, con entusiasmo y heroicidad, muchos entuertos de un escenario al cual nadie le discute su complejidad y

Amalia Rodríguez González despierta todos los días entre las seis y media y las siete de la mañana. Las rutinas cambian con facilidad. Ellos deben estar listos.

Luego de la aparición del primer caso de la covid-19 en Cuba, los diferentes sectores e instituciones estatales y particulares se vieron obligados a adoptar medidas pertinentes en cuanto al cuidado de las vidas humanas. La interrupción de servicios como el transporte, y otras limitaciones llevaron a paralizar la actividad habitual.

Una veintena de estudiantes, pertenecientes a la Universidad de Granma, conforman, este año, el contingente Educando por amor, para suplir la necesidad de maestros en las escuelas del territorio, durante el curso escolar 2020-2021, que comenzará el 2 de noviembre próximo.

Duele topar de frente con el silencio sepulcral del pasillo central de la Universidad José Martí de esta provincia. Sólo en la memoria se dibujan las risas y algarabías de su juventud con tabletas, libros, libretas y celulares en mano.

“Es bueno el reconocimiento a la labor realizada, pero mucho más valiosa es la gratitud de las personas a las cuales ayudamos”. Así expresó su sentir Henry Domínguez Pérez, uno de los 41 universitarios pineros agasajados con la condición Jóvenes por la vida, conferida por el Buró Nacional de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC).

La juventud universitaria rindió tributo este miércoles a los ocho Estudiantes de Medicina, cruelmente asesinados hace 148 años, con una marcha desde la Escalinata de la Universidad de La Habana, hasta el Mausoleo de La Punta, sitio erigido para homenajear la vida de estos jóvenes inocentes.

Intensa y productiva jornada tuvo lugar este domingo 27 de enero en el Centro de Convenciones de Cojímar donde se desarrolló la Plenaria del Consejo Nacional de la Federación Estudiantil Universitaria que dió inicio con el pase de lista simbólico a los mártires de la FEU y contó con la presencia de Roberto Morales Ojeda, Miembro del Buró Político del Comité Central del Partid