Usted está aquí

Pandemia

El presidente cubano, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, anunció en su cuenta de twitter que en las próximas horas habrá medidas de cierre más drásticas, como ante el primer rebrote de COVID-19 para la capital.

“Alarmante inicio de abril, con promedio diario de más de mil casos, la mayoría en La Habana (…) Baja percepción de riesgo es el mayor peligro”.

Juntando fuerzas, corazones, voluntades; derrochando ingenio; consagrando esfuerzos y conocimientos… Audaces, amorosos, humanos, como han aprendido en Revolución… Así hemos visto a las nuevas generaciones en la batalla cubana contra el coronavirus.

La violencia física, sexual o psicológica hacia los niños ha aumentado exponencialmente en medio de la COVID-19. Así lo recoge el reporte Estado global sobre la prevención de la violencia contra los niños 2020, publicado por varias agencias de la ONU.

Queridos compatriotas: ¡Bienvenidos a la patria!

 

Las cifras de infectados por coronavirus en Estados Unidos sobrepasan ya los 810 mil, más de 45 mil personas han muerto a causa de una enfermedad que además de desmontar el frágil sistema de salud de la “principal potencia mundial” ha profundizado las diferencias al centro de la sociedad estadounidense.

El impacto de la COVID-19 puede medirse ya y podrá evaluarse en el futuro por la impresionante cantidad de personas infectadas, por las cifras inaceptables de muertes, por el daño indiscutible a la economía mundial, a la producción, el comercio, el empleo y los ingresos personales de millones de personas.

El secretario general de la Organización de Naciones Unidas, António Guterres, ha criticado la decisión de la Administración Trump de cortar los fondos para la Organización Mundial de la Salud (OMS), alegando que "no es el momento" para hacerlo, ahora que el mundo está luchando contra la pandemia del coronavirus.