Usted está aquí

Compromiso revolucionario

De la importancia del vínculo permanente de las universidades con las instituciones se reflexionó en el encuentro que sostuvo este jueves Diosvany Acosta Abrahante, Primer Secretario del Comité Nacional de la UJC, con estudiantes y dirigentes de la organización juvenil de la U

Si se apagara Cuba, sería otra cosa a los ojos del mundo, tan solo un archipiélago de lindas playas, exuberantes casinos y sol perenne.

Tan corta como su existencia en este mundo es su trayectoria como trabajador. Sin embargo, la responsabilidad y entrega que demanda su desempeño, supera con creces su aún principiante vida y ejercicio laboral.

«Aunque el campo necesita todavía mucho más de su presencia, hay un incremento de personas jóvenes  en la organización campesina. Eso habrá que seguir incentivándolo con una mejor atención a las comunidades rurales, pero se advierte un interés de la juventud por la tierra».

Pequeña, más bien callada, hoy ejerce su profesión como médico en un consultorio del Médico de la Familia, en el reparto Martí, en el municipio capitalino, del Cerro. Según cuenta, no había terminado la carrera cuando se trasladó a La Habana, pues su novio, Reinier Espinosa, se mudó para la capital.

A la edad de cinco años, los niños más que vivir, sueñan. Fantasean con lo que serán: médicos, bailarinas, maestros, enfermeras, peloteros, abogadas, pilotos…Pero rara vez con ser presidente.

Ser joven implica valentía, pero según Mariano Castillo Amaro, profesor de la Facultad de Ciencias Sociales  y Humanísticas de la Universidad de Camagüey Ignacio Agramonte Loynaz, es más, es estar comprometido con la Revolución y ser de los que dan el paso al frente ante cualquier tarea.

Yaritcet Jiménez Argota es bien conocida de los trabajadores industriales azucareros guantanameros desde 2012.

A nuestros estudiantes de Medicina, la pandemia de la COVID-19 les impuso un reto sin precedentes.

Páginas