Usted está aquí

Amor

Apegados a sus raíces campesinas, se juraron amor eterno al pie de las montañas que se yerguen, con todo su verdor, entre los municipios de Chambas y Florencia, en la provincia de Ciego de Ávila, bajo un cielo azul y despejado, justo en el espacio donde se descubren diversos cultivos, también resultantes de su empeño.

Entre el poblado costero de Puerto Padre, al norte de la provincia cubana de Las Tunas, y la ciudad de Lomé, capital de la República de Togo, hay unos 8498 kilómetros en línea recta.

Según datos oficiales, más de 45 mil estudiantes de medicina participan en el pesquisaje diario de los posibles contagiados por la COVID-19 en Cuba. Todos los días de la semana, con la protección necesaria, indagan casa por casa, sobre la presencia de síntomas en la población.

El silencio de la comunidad Abel Santamaría Cuadrado –zona declarada en cuarentena desde el pasado 13 de abril- en el municipio especial Isla de la Juventud, sólo se ve truncado por el trasiego y el ir y venir de una brigada de mensajeroscompuesta por 15 estudiantes de la Universidad Jesús MontanéOropesa (UIJ).

Una fecha de profunda significación en la historia de las luchas estudiantiles contra la tiranía batistiana lo es, sin dudas, el 20 de abril. Cuánta dignidad puesta en marcha por defender una gran verdad, cuánto dolor encierra la partida física de jóvenes para quienes sólo era honrado luchar por la libertad de la Patria.

Sobran los ejemplos que evidencian la grandeza de esta frase, no solo reflejados en las generaciones posteriores a la del Centenario, que han sabido demostrar que #Cuba es y seguirá siendo Socialista, sino también personificados en la figura que, ante la inquietud que todo cambio produce en quienes llevábamos más de 55 años con la seguridad que nuestros líderes históricos nos

«La experiencia hasta ahora ha sido grata, pues percibes que estás haciendo un bien por los demás». Así traslucen las palabras de Beatriz Barrios Brito la labor en la que se empeña desde el 7 de abril último. La estudiante de 3er.

El impacto de la COVID-19 puede medirse ya y podrá evaluarse en el futuro por la impresionante cantidad de personas infectadas, por las cifras inaceptables de muertes, por el daño indiscutible a la economía mundial, a la producción, el comercio, el empleo y los ingresos personales de millones de personas.

Páginas