Usted está aquí

Social

La actividad, auspiciada por la UJC y el Gobierno acá, tuvo como objetivo principal aprovechar la historia viva que aún perdura en el territorio y ofrecerlo a las nuevas generaciones.

Con el ímpetu y la disciplina que nos caracteriza a los jóvenes cubanos, debemos asumir  ahora el reto de un reinicio de curso escolar diferente, cumpliendo con las medidas adoptadas en el país para combatir la Covid-19.

Amaneció después de la tormenta. Siempre amanece. El sol calentó, primero tímido, y luego con toda la fuerza de agosto, y poco a poco desaparecieron los rastros de humedad que en aceras y calles delataban la lluvia caída.

Los estudiantes de la Universidad de Ciencias Médicas Faustino Pérez Hernández en medio de sus vacaciones no han dejado de enfrentar la COVID-19, ni las arbovirosis e impulsan programas priorizados para la producción de alimentos en los diferentes territorios de la provincia.

«La Federación de Mujeres Cubanas ha sabido mantenerse en el sitial de honor al que supo llevarla Vilma; ha sido consecuente con el compromiso que significa haber sido fundada por el líder histórico de la Revolución…» 

José Ramón Machado Ventura

Desde el inicio de la pandemia en el país, urgía obtener una vacuna cubana que previniera el contagio del SARS-CoV-2 y le ofreciera al país la soberanía tecnológica en la producción y disponibilidad de este producto, en medio de un mundo signado por una crisis profunda y un bloqueo cada vez más recrudecido por parte del gobierno de Estados Unidos hacia Cuba.

Tras una muy provechosa primera entrega a fines del mes de julio, vuelve a la carga esta semana Zona Joven, propuesta de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC) y demás organizaciones y movimientos estudiantiles y juveniles para la temporada estival de 2020, un Verano por la Vida.

Sin las multitudes de otros años, pero sí con la misma alegría —y sobre todo— mayor responsabilidad y  disciplina, el singular verano 2020 marca los días de los cubanos. Lo hace de diversas maneras en un escenario complejo por la existencia del nuevo coronavirus.

Llega agosto y las familias generalmente hacen planes de vacacionar juntos, sin embargo la de Alejandro Ernesto Cruz Abreu tendrá que posponerlos. Él es uno de los más de 4 000 estudiantes de las Ciencias Médicas que dona buena parte de su descanso veraniego a la lucha contra el nuevo coronavirus.

Páginas