Usted está aquí

Social

Aún no termina la universidad y su voz es muy conocida entre los holguineros. Estudia Periodismo multiplicando las horas del día para que le alcance y repartirlo entre la docencia y su colaboración en la radio.

Recién despunta el torneo y a Sofía la atenazan los nervios. Una consecuencia natural provocada por la inmersión en un mundo que le es cercano, sugestivo y a la vez angustiante. El miedo suele ser incontrolable, sin que la cunda el pánico; ya tiene aprehendida su táctica: mira al techo, intenta posar la vista en el infinito y se relaja: «despeja x».

Cuando hace 13 años los azares y las desventuras de la vida juntaron en la misma suerte a unas 60 familias en un local roñoso y deshabitado, en 12 y Línea, Lawton, Betsy estuvo allí.

Más de 450 jóvenes de Cuba han sido propuestos para el sello Forjadores del futuro, máxima distinción conferida por la UJC a través del movimiento de las Brigadas Técnicas Juveniles (

Con el otorgamiento del Premio Especial al trabajo Determinación de esquemas óptimos de operación de bloques de carga, de Jorday Aróstegui Morell, y el primer lugar al Sistema de pruebas de descargas, de bancos de baterías, de Ricardo Vega González, cerró la XVII edición de la Exposición Forjadores del Futuro, convocada por las Briga

Se acerca el 18 de octubre,  aniversario 35 de la Asociación Hermanos Saíz (AHS), y la organización que agrupa a la joven vanguardia intelectual y artística de Cuba reconoce a sus principales referentes al otorgar el premio Maestro de J

Novedosos conceptos y prácticas se reflejan en la versión 22 del Anteproyecto del nuevo Código de las Familias en Cuba, en aras de implementar las alternativas más armónicas y viables para la resolución de los conflictos familiares.

Menuda, de voz nítida y ademanes seguros, así es la muchacha que tengo ante mí, de solo 28 años de edad, sostiene sobre sus hombros una tremendísima responsabilidad, y lo hace con desvelo y compromiso, como suelen actuar los jóvenes de estos tiempos.

Se les veía felices, importantes, bien atendidos… Por algún tiempo, ellos, a los que vida golpeó con el desamparo de sus familias, fueron "el ombligo del mundo" para alguien. Y tal vez en un abrazo, en un juguete, en unas palabras, en una selfie o en el gesto más sutil, sintieron el afecto que tanto necesitaban.

Páginas