Usted está aquí

Salud

Roberto Morales Ojeda, miembro del Buró Político y Secretario de Organización del Comité Central del Partido Comunista (PCC), destacó hoy en Twitter el inicio en Cuba de la aplicación de dosis de r

Varias de sus intervenciones quirúrgicas han asombrado a Cuba y al resto del mundo. Algunas hasta ganaron titulares periodísticos, como la realizada a Yuniel Silveira Rodríguez (Tato), un joven que vive en La Piedra de Yao, en Buey Arriba, y fue operado en 2019 de un gigantesco aneurisma que afectaba cráneo, cuello y cara.

«Se reafirma la tendencia a que continuará un control, una posible disminución (de incidencia de la enfermedad) muy gradual, muy lenta», expresó este martes, desde el Palacio de la Revolución y en referencia al comportamiento de la epidemia de COVID-19 en Cuba, el miembro del Buró Político y primer ministro, Manuel Marrero Cruz.

La vacuna anti-COVID-19 Abdala –desarrollada por el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB)– es segura e inmunogénica en edades pediátricas, una vez que en los estudios clínicos Ismaelillo y Meñique no se reportaron eventos adversos graves, dio a conocer en Twitter la institución científica.

Fidel Capote Alvarez tiene 30 años y es uno de los primeros médicos que plantó cara al nuevo coronavirus en Cuba.

En Cuba, 1 874 565 niños entre dos y 18 años tienen su esquema completo de vacunación contra la COVID-19, lo que ha posibilitado que en el país no se reporten fallecidos, ni casos graves o críticos en esas edades, luego de la campaña desplegada en toda la nación, primera de su tipo en el mundo para combatir esta enfermedad.

La inmunización antiCOVID-19 en Cuba alcanzó a 1,7 millones de niños entre dos y 18 años, lo que representa el 96,6 por ciento de ese grupo poblacional, informó hoy una fuente oficial.

El Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB) informó en Twitter que Cuba trabaja en un estudio clínico con la vacuna anti-COVID-19 Abdala en menores de dos años de edad, ante la amenaza que el virus del SARS-COV-2 supone para este grupo poblacional.

En Cuba se ha vacunado contra la COVID-19 a más de 1,6 millones de niños, con más de 3,3 millones de dosis, y después de concluida la campaña de vacunación no se han reportado fallecidos pediátricos, señaló la doctora en Ciencias María Eugenia Toledo, investigadora principal del ensayo clínico Soberana 02 en el Instituto de Medicina Tropical Pedro Kou

Hasta el pasado 22 de enero unas 9 801 110 personas, es decir, el 87,6 % de la población cubana vacunable tenía el esquema completo de inmunización contra la COVID-19, y es esa una de las razones por las que el comportamiento de la variante Ómicron en nuestro país ha sido diferente al del resto del mundo.

Páginas