You are here

Jurídicas

El programa televisivo, Hacemos Cuba, tuvo este lunes un acercamiento a las alternativas que ofrece el proyecto de Ley del Código de las Familias en cuanto al régimen económico del matrimonio.

Fueron más de 20 años de relación, de confidencias, de lealtad, de compartir un hogar más allá del qué dirán, de las incomprensiones familiares, de las miradas indiscretas por el solo hecho de caminar, tomadas de la mano, de regreso a casa.

Preguntémonos, ¿por qué se necesitaría mentir o inventar sobre un texto jurídico? ¿O acaso el Proyecto de Código de las Familias es lo suficientemente contundente que solo tergiversando y propagando información engañosa se puede convencer a los "incautos" que abundan en las redes de socialización digital? 

Según las estadísticas, nuestro país es uno de los más envejecidos de América Latina y el Caribe. A finales de 2019 el 20,8 % de su población tenía 60 años o más, para el 2030 se espera alcance un 30 %.

Hace más de un mes las noches de muchos cubanos están cobijadas por la consulta popular del Código de las Familias. Ese hogar grande que es el barrio debate los puntos más favorables y controvertidos de la norma jurídica, que toca aspectos sensibles de nuestra vida privada y busca proteger todas las expresiones de diversidad familiar a partir de principios de

¿En qué consiste la consulta popular?

Como parte de los más de mil 600 estudiantes de la Educación Superior que se involucran en la consulta popular del proyecto de ley del Código de las Familias, el joven David Medina se estrena como jurista en el municipio San Miguel del Padrón, de la capital, para apoyar el proceso que comenzó a inicios del presente mes.

El proyecto de Código de las Familias, en discusión hoy en Cuba, trasciende las esperanzas y expectativas de muchos en la isla, según el periodista y activista por los derechos de la Comunidad LGBTIQ+ Francisco Rodríguez Cruz.

La licenciada Yusmila Sarai Martínez, jueza de la sección Civil-Familia y Laboral del Tribunal Municipal Popular de Las Tunas, ha visto a antiguas parejas que no se hablan entre sí, aunque concibieran más de un hijo; niños con la mirada perdida que pasan meses y meses sin ver a uno de sus progenitores y hasta eminentes profesionales o académicos enquistados en el discurso "ya

«¿Pero cómo van a quitar lo de Patria potestad del Código?, ¿ya no tendré derechos sobre mis hijos o qué?». « ¿Y qué es eso de autonomía progresiva, que los niños van a poder hacer ahora lo que quieran?».

Pages